Crisógono de Sierra y Velásquez,más conocido como el Padre Negro.

Crisógono de Sierra y Velásquez,más conocido como el Padre Negro.
Print Friendly, PDF & Email

Crisógono llegó a Chile en 1920 y específicamente a Copiapó en 1921, formando parte de la comunidad franciscana en el Convento de San Francisco. Aquí, casi de inmediato alcanzó gran popularidad por su sentido del humor y por el color oscuro de su piel. Era común escuchar sus bromas por su tez negra, y fue justamente por ello que se ganó, cariñosamente, el apodo del “Padre Negro”. Fue trasladado como párroco de Caldera en 1925. Sin embargo, continuó su misión itinerante, recorriendo diariamente las caletas de pescadores o construyendo sus cruces y capillas.

En este puerto levantó un santuario que denominó Gruta de Lourdes, la misma que la voluntad popular terminó llamando la Gruta del Padre Negro, y que hoy es lugar de peregrinación y atracción turística. Montado en su caballo blanco, a pie o en tren, el Padre Negro recorrió minas, caletas, haciendas, y todo lugar poblado existente en la antigua provincias de Atacama, manteniendo una figura legendaria debido a sus variadas predicciones; sueños premonitorios o supuestos episodios de bilocación. La predicción más famosa fue la relativa al terremoto del 10 de diciembre de 1922. De acuerdo al historiador Tussel Caballero Iglesias, en el libro “El Padre Negro, un cura de alma blanca”, esta hazaña fue incluso celebrada por la prensa de la época. El Padre Negro también fue el artífice de la Cruz del Cerro Chanchoquín. Falleció en el puerto de Caldera el 3 de julio de 1945, a la edad de 68 años, producto de un infarto cardíaco. Sus restos yacen en el Mausoleo del Niño Jesús de Praga en el Cementerio Municipal de dicha ciudad.